Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública
Por qué es importante justificar bien el presupuesto para capacitación

Con el fin de hacer conciencia sobre la importancia que tiene para el desarrollo del país que las y los funcionarios que laboran para el sector público se capaciten, actualicen conocimientos y adquieran nuevas destrezas, el CICAP organizó ​a mediados de setiembre   una charla ​para aprender a justificar el presupuesto de Capacitación, en los planes operativos de las instituciones públicas.

El expositor​, Lic. Luis Román, profundizó en la importancia que tiene la capacitación en el buen funcionamiento de las organizaciones del sector gubernamental, así como en la relevancia de trabajar en el cambio de mentalidad de las y los trabajadores.

Al abordar el tema de la capacitación en el Sector Público, dijo, debemos necesariamente detenernos en la persona del funcionario público, como sujeto de capacitación, con el fin de hacer de él, alguien apto en la gestión y prestación de los servicios.

Además, no hay que olvidar que la administración pública está integrada por  personas que impulsan un Estado desarrollado o un Estado como el nuestro, con un gran potencial para el desarrollo, pero inmerso en una cultura que lo inmoviliza.

Agregó que la cultura individualista que ha caracterizado al costarricense y la cultura cultivada en los servidores públicos, producto de la adopción de un modelo burocrático para las ​instituciones del Estado, han definido estas organizaciones en los últimos 40 años, provocando con ello el estado actual de la Administración Pública.

Pero aún se puede cambiar y “hace pocos meses el legislador, sin una conciencia clara sobre el alcance de lo que estaba promulgando, cambió el paradigma en las organizaciones públicas: “ De la Modernización de Estructuras a la Modernización de la Gestión”.

El expositor enfatizó que de acuerdo con el nuevo paradigma, para conseguir dicho cambio es urgente reorientar la forma de pensar del funcionario público, y para lograrlo planteó desarrollar siete niveles de capacitación.

 El primer nivel es el personal. Este constituye la base fundamental del cambio y en él está la adquisición de conciencia sobre la importancia y significado del trabajo en la vida de las personas.  El segundo nivel se refiere al servicio a los demás,  especialmente a los más débiles y necesitados,  de manera que el servidor público se identifique con su vocación de servicio con la sociedad y el país.

El tercer nivel de capacitación está en la motivación y el trabajo en equipo, mientras que el  cuarto se refiere a la de evaluación del desempeño institucional, y el  quinto corresponde a la inducción del funcionario al Sistema de Gestión de Calidad, con lo cual se procura el  entendimiento del nuevo modelo organizacional definido por el Legislador.

Al aplicarse los sietes niveles de capacitación se orientará el accionar de las organizaciones del Estado hacia el desarrollo del país, concluyó.

Capacitación

Los sietes niveles de capacitación, señala el expositor, guiarán hacia un desarrollo del país.