Somos el Centro de la Universidad de Costa Rica para el fortalecimiento de las organizaciones de la administración pública, de la economía social y sin fines de lucro, mediante la investigación, la gestión del conocimiento, la consultoría/asesoría y la educación continua.
Motivación y desempeño laboral: Encuentro de las metas personales y organizacionales

Motivación y Desempeño Laboral

Toda acción que lleva a cabo el ser humano se deriva de un objetivo que se proponga, dicho objetivo a su vez se deriva de la motivación personal. Pero ¿qué es la motivación?

Un motivo se puede comprender como un impulso que lleva a una persona a actuar de una manera determinada, es decir, que origina un comportamiento específico. Este puede ser provocado por un estímulo externo que proviene del ambiente o generado por procesos mentales. Por lo tanto, el medio en el que se desenvuelve el individuo condicionará en cierta manera las metas que este se plantee (Palmero, Martínez, Sánchez y Fernández-Abascal 2002).

Si bien existen una gran variedad de fuentes de motivación, varios teóricos han definido tres fuentes principales las cuales consideran como las principales:

  • Los motivos fisiológicos: se originan en las necesidades fisiológicas y los procesos de autorregulación del organismo. Estos son innatos, o sea que se presentan naturalmente, generalmente desde el nacimiento.
  • Los motivos sociales: son adquiridos en el curso de la socialización dentro de una cultura en la que se desenvuelve la persona. Estos se derivan de las relaciones interpersonales, las reglas y valores sociales.
  • Los motivos psicológicos: se desarrollan mediante procesos de aprendizaje, solamente aparecen cuando se han satisfecho las necesidades fisiológicas. Este tipo de motivación varía de un individuo a otro, esto en función de las experiencias previas.

Acorde estas fuentes, el trabajo como requisito para la adquisición de bienes y acomodación social puede ser considerado como una acción tomada por una motivación social. El grado en que el trabajo sea realizado de manera exitosa, tendrá implicaciones en la satisfacción de las necesidades de la persona.

Autores como Supo y Brigida (2005) afirman que existe una correlación entre motivación y desempeño laboral, y es en la relación laboral en donde las motivaciones organizacionales y las motivaciones personales de los colaboradores encuentran un espacio en común en el cual se realiza un intercambio de bienes y servicios, con el fin de cubrir las motivaciones de ambas partes.

Sumado a las motivaciones externas al trabajo, que llevan a los colaboradores a realizar sus labores de manera efectiva y a buscar ascender en sus puestos, existen motivaciones internas en la organización, las cuales pueden ser reforzadas y monitoreadas constantemente para mantener un alto nivel de desempeño en los colaboradores. Algunos de estos factores internos son:

  • Cultura organizacional: comprende la serie de lineamientos de desempeño, interacción y conductas, así como la visión y misión compartidas de la organización y sus miembros. Una cultura organizacional que promueva el respeto, trabajo en equipo y que sea clara para todos los actores de la organización, resulta motivante para los mismos.
  • Ambiente laboral: este contempla las instalaciones físicas de la institución, las condiciones de seguridad, salubridad y aptitud estructural para la realización de las tareas de los colaboradores. Un ambiente laboral óptimo motiva a los colaboradores al darles seguridad y comodidad.
  • Oportunidades de crecimiento: una institución que ofrezca posibilidades de crecimiento a lo interno de su estructura organizacional, que brinde capacitaciones o actualizaciones técnicas, resulta motivante en tanto le proporciona un sentido de logro al colaborador.
  • Incentivos: los refuerzos positivos otorgados por un buen desempeño o contribuciones distinguidas a la institución, motivan al colaborador a continuar o mejorar dicho nivel de desempeño. Este se siente premiado y valorado.
  • Metas claras: una organización que no posea metas claras a nivel sistémico y nivel personal para sus colaboradores, puede provocar frustración y sentido de estancamiento. Por otro lado si las metas son claras esto insta a realizar esfuerzos para su realización.

Existen una gran variedad de postulados teóricos en lo referente a la motivación tanto intrínseca como extrínseca de los individuos y en cómo esta impacta distintas aéreas de su quehacer. Se puede ahondar en la temática consultando el siguiente enlace.