Somos el Centro de la Universidad de Costa Rica para el fortalecimiento de las organizaciones de la administración pública, de la economía social y sin fines de lucro, mediante la investigación, la gestión del conocimiento, la consultoría/asesoría y la educación continua.
Manejo del estrés

Manejodelestrés_CICAP

El estrés es una respuesta natural del cuerpo humano frente a situaciones que ameriten ser afrontadas como amenazas, es una estrategia adaptativa que, como se explicó en el blog anterior, tiene su raíz en el área más primitiva, pues está asociada al impulso de supervivencia. Esta respuesta suele verse alterada y responde muchas veces a situaciones que no son realmente amenazantes pero que son evaluadas de tal forma por la persona que se convierten en un estímulo significativo.

La respuesta fisiológica del estrés implica la activación de diferentes áreas del cerebro y la incidencia en muchos órganos a través de la liberación de hormonas como la noradrenalina. Esto implica que el cuerpo se vea afectado de diferentes formas; por tanto una de las maneras de detectar el estrés agudo o crónico en la persona es observar si existen síntomas tales como:

  • Dolores de cabeza
  • Gastritis, colitis o dolor estomacal
  • Cansancio constante
  • Dificultad para dormir o necesidad de dormir demasiado
  • Falta de energía y concentración
  • Cambios en el peso
  • Problemas sexuales
  • Cambios de temperamento
  • Pensamientos recurrentes sobre las situaciones estresantes

Todos estos síntomas deben ser observados con atención, pues si bien pueden indicar un cuadro de estrés agudo o crónico, pueden estar también asociados a otras afecciones y no se deben tomar a la ligera. Siguiendo con la identificación, también es útil detectar cuáles son las principales preocupaciones, pues usualmente este tipo de estrés comienza por una valoración distorsionada o por una presión externa que se asume de tal forma que comienza a afectar a la persona.

Una vez que se reconoce que existe un episodio de estrés es cuando se puede hablar de una habilidad blanda, en este caso el manejo del estrés. Todos los seres humanos podemos aprender estrategias para afrontarlo a lo largo de la vida, una de ellas es analizar cómo solucionaban los problemas las personas que incidieron más en nuestra crianza y cuál era su forma de responder a las situaciones que les generaban frustración. Esto permite identificar patrones que probablemente tienen alguna relación con la forma en la que manejamos situaciones estresantes.

Con respecto al tema del manejo del estrés se han realizado muchos estudios y se puede ampliar muchísimo la información, a continuación citaremos algunas de las estrategias más recomendadas y brindaremos links en las que se puede profundizar y aprender más sobre cada una de ellas:

  1. Ejercicios de respiración: la oxigenación del cuerpo colabora con la disminución del estrés, por esto es altamente recomendable aprender a controlar la respiración y a utilizarla para mantenerse relajado. Existen muchas técnicas que pueden facilitar este aprendizaje, para conocer más se puede consultar el siguiente link.
  1. Alimentación saludable: los alimentos que se ingieren colaboran con el funcionamiento del sistema nervioso, por tanto una dieta balanceada podrá ayudar al cuerpo a responder saludablemente; en cambio cierto tipo de alimentos como cafeína, azúcares y grasas trans que son estimulantes pueden incidir más bien de forma negativa. Le invitamos a conocer más en el siguiente link.
  1. Higiene del sueño: dormir es indispensable para que el cuerpo reponga toda la energía gastada durante el trabajo del día, por esto es que es muy importante propiciar condiciones que cuiden las horas del sueño para tener un verdadero descanso. Para lo cual se deben evitar actividades intensas antes de dormir, mantener horarios de sueño, evitar comidas que afecten, entre otros. Puede profundizar más el tema en el siguiente link.
  1. Realizar ejercicio: el ejercicio favorece a la persona en muchísimas formas, ya que el estrés tiene una base fisiológica importante, una de la formas para disminuirlo es realizando actividades que activen otros procesos fisiológicos que lo contrarresten. Todo tipo de actividad física libera endorfinas que colaboran con el manejo del estrés, escoja la actividad que más le guste y comience a realizarla mínimo una vez por semana. Conozca más sobre la importancia del ejercicio en este enlace.