Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública
Ética laboral y comportamiento organizacional

ética900x394-01

Un aspecto fundamental en el desenvolvimiento de todas las personas en el ámbito laboral es la ética profesional. Esta atraviesa de manera transversal cada acción que los individuos realizan como parte de sus funciones en una organización y las decisiones que toman para realizar sus tareas.  Pero ¿qué se puede entender como ética?

Jorge Etkin Licenciado en administración pública y académico argentino define la ética como el fundamento cuyos valores esenciales deben organizar la vida social, la cual se basa en el bien común, lo equitativo y lo justo.

También se le puede considerar como un patrón de actuación deseable basado en un sistema moral que establece la distinción entre lo correcto y lo incorrecto. Es por esto que se le puede considerar como un saber práctico.

En el ámbito institucional, la ética puede comprenderse como un valor intrínseco de toda actividad económica y organizacional. Un conjunto de conocimientos que ayudan a formular juicios acerca de los resultados o consecuencias de la aplicación de una acción respecto al plano moral. Dicho código moral se basa a su vez en la visión, misión y objetivos de la organización, por lo tanto, se puede considerar a la ética laboral como una parte de la cultura organizacional, que define que es correcto o incorrecto dentro de la organización.

Antonio Argandoña profesor del IESE Business School propone tres maneras prácticas de promover la ética desde los niveles directivos de las organizaciones:

  • Entender la realidad: el directivo debe aprender a valorar correctamente la realidad e identificar las necesidades de los demás. Esto debido a que la ética busca la equidad y la justicia tanto en el proceder profesional, como en el trato con el otro.
  • Definir la misión de la organización y sus valores: en cada una de sus decisiones, los directivos de la organización deben de aplicar el saber ético, el cual está basado en los objetivos, misión y visión de la organización. Es por esto que debe  crear y difundir una cultura profesional y éticaen la que los valores de la empresa estén alineados con la manera de actuar en la misma, dando un sentido de consecuencia a la organización y una serie de lineamientos éticos claros para los colaboradores.
  • La ética del directivo es una condición para dirigir mejor: el que el directivo practique el código ético de la organización de manera transparente y pública no solo le permitirá ejercer una dirección coherente y efectiva, sino que aportará con su ejemplo al ámbito ético laboral de la cultura organizacional, reforzando la misma.

Cabe mencionar que el concepto de ética está influenciado por una gran cantidad de variables tanto personales, como sociales y organizacionales. Si desea ahondar en la temática se le invita a consultar el siguiente enlace.