Deserción escolar será atacada desde la gestión de los centros educativos de 20 zonas del país

El Ministerio de Educación Pública (MEP), con el apoyo del Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública (CICAP) y el Instituto de Investigación en Educación (INIE), inició este mes un programa de capacitaciones en gestión de centros educativos que llegará a todos los colegios del país a través de la articulación de 20 redes de trabajo regionales.

El objetivo de la iniciativa es disminuir las tasas de abandono estudiantil en la educación secundaria, a través de la capacitación sobre gestión educativa y la mejora de las capacidades de atención a los estudiantes que ingresan a los centros educativos.

Directivos, subdirectores, coordinadores académicos, coordinadores técnicos, administradores, y otros actores educativos, recibirán dos talleres intensivos que abordan los temas de sensibilización y capacitación en planificación, monitoreo y seguimiento en el campo educativo. Además, en ellos se capacitarán sobre el uso del Sistema Integrado de Información que ofrece el MEP como herramienta para la toma de decisiones y el fortalecimiento de la permanencia estudiantil en centros educativos.

La formación de los actores institucionales tendrá una duración de cuatro meses y se realiza por medio de 20 redes de trabajo, que aglutinan a los representantes de los centros educativos de 20 zonas geográficas del país mapeadas por el MEP, bajo el Proyecto Proeduca.

El Proyecto, que surge de un convenio entre el Ministerio y la Unión Europea, pretende atacar las principales causas de la deserción secundaria por medio de la implementación de una serie de acciones coordinadas, entre las que se encuentran los talleres de formación que imparten el CICAP y el INEI.

Proeduca establece que las causas principales de la deserción son: los factores relacionados con la calidad del sistema educativo; como gestión del centro educativo, diseño curricular no relevante, infraestructura y estrategias pedagógicas inadecuadas; la exclusión y la repulsión.

La exclusión hace referencia o los factores económicos que obligan a los jóvenes a dejar sus estudios, y la repulsión, a la sensación de irrelevancia de la educación; causada por un colegio y clases poco atractivas, y la ausencia de un sentido de pertenencia al centro educativo.

Según los datos del Ministerio de Educación, el proyecto beneficia a 56 mil estudiantes de 80 centros educativos en regiones de Guanacaste, Puntarenas, Limón, Zona Sur y Gran Área Metropolitana; zonas con alta vulnerabilidad y altos índices de pobreza.

Para más información sobre Proeduca, puede ingresar al sitio web http://www.proeduca.go.cr/.