Casa Presidencial y estudiantes de la UCR se unen para capacitar a pueblos indígenas

Personas de cuatro territorios indígenas del país se capacitarán durante dos meses sobre las herramientas institucionales que están a su disposición para garantizar la protección de sus derechos y mejorar la calidad de vida de sus pobladores.

Casa Presidencial junto con estudiantes de la Universidad de Costa Rica que realizan su Trabajo Comunal Universitario con el Programa de Desarrollo Municipal del CICAP y Escuela de Administración Pública, trabajarán de forma conjunta para dar a conocer a los pueblos indígenas los derechos que les amparan y los recursos con los cuentan para interponerlos.

Para lograr lo anterior se les explicará el marco de la división de poderes, sus competencias y el engranaje institucional del que pueden hacer uso para proteger y beneficiar a sus comunidades.

“El proyecto tiene como imperativo la búsqueda de herramientas para lograr una verdadera comprensión de los contenidos propuestos por parte de los participantes. Esta propuesta se enmarca en técnicas provenientes de la Metodología Participativa, lo que implica que la población local tendrá la capacidad de analizar y reflexionar colectivamente, en profundidad y de forma crítica sobre su realidad”, detalló Ana Karen Cortés del Viceministerio de la Presidencia.

Esta medida surge de la histórica lucha de los pueblos indígenas por hacer respetar sus derechos y conservar su cultura y tradiciones. Lo cual quedó en evidencia en la reciente disputa de tierras entre la población indígena y personas no indígenas.

El proyecto consta de dos etapas, la primera consistió en la capacitación complementaria a los estudiantes, por parte de un equipo del Viceministerio de la Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano, sobre las figuras organizativas comunales existentes, y la realidad, historia y tradiciones de cada una de las comunidades indígenas a visitar. La segunda abarcará la formación participativa con los pueblos indígenas.

De momento las comunidades beneficiadas serán Matambú de Guanacaste, Maleku de Alajuela, y Ujarrás y Cabagra de Puntarenas, con un número de participantes de alrededor de 150. Sin embargo se espera ampliar este número para el próximo año.