Somos el Centro de la Universidad de Costa Rica para el fortalecimiento de las organizaciones de la administración pública, de la economía social y sin fines de lucro, mediante la investigación, la gestión del conocimiento, la consultoría/asesoría y la educación continua.
6 prácticas para empoderar a los colaboradores de la organización

En artículos anteriores se han abordado los temas de liderazgo, ejecución de tareas y habilidades por parte de personas en posiciones de poder en la organización y cómo dichas tareas y habilidades repercuten en los demás niveles jerárquicos. En este artículo abordaremos los beneficios de descentralizar estas funciones y empoderar a todos los niveles de la organización, lo que en recursos humanos se llama teoría del empoderamiento.

El empoderamiento se puede comprender como la capacidad de una empresa de crear condiciones que permitan y alienten a todos sus colaboradores a asumir nuevas responsabilidades, de modo que generen un sentido de compromiso y protagonismo laboral, que les permita participar y contribuir a la organización de una manera más proactiva y flexible. El empoderamiento fomenta y aboga por la creatividad, la innovación y la toma de riesgos, y apela a la responsabilidad de los colaboradores para asumir tareas distintas y posiciones de liderato.

Ahora bien, lograr un empoderamiento en los colaboradores de una organización conlleva un esfuerzo a nivel integral de la organización, tanto por parte de dichos colaboradores que deben encontrarse dispuestos a asumir nuevos retos, como por parte de los directivos que deben estar preparados para renunciar a parte de su poder y funciones con el fin de promover la autonomía de sus colaboradores.

Existen una gran variedad de técnicas y acciones para  promover el empoderamiento en la organización. A continuación, se plantean seis prácticas que se consideran especialmente relevantes para lograr este fin:

  1. Adoptar prácticas que promuevan la confianza y la proactividad: por ejemplo resaltar el mérito de las acciones de los colaboradores, empezando por los altos mandos.
  2. Delegar las labores clara y concisamente: definir de manera clara el objetivo que se desea que las personas alcancen y las expectativas de su trabajo, así como conceder espacios a la innovación e inventiva de los colaboradores.
  3. Renunciar a situaciones o áreas de poder para favorecer a la autonomía de los empleados: conforme los colaboradores muestren dedicación y capacidad de asumir sus nuevas tareas, los administradores deben renunciar a ciertos espacios y funciones para permitir que los colaboradores sigan empoderándose en estas funciones. El nivel de confianza que se percibe de sus superiores y el espacio para experimentar métodos, son factores fundamentales para lograr el empoderamiento en los colaboradores.
  4. Brindar asistencia a los colaboradores: cuando estos tengan una idea pero no posean el conocimiento o la experiencia para llevarla a cabo, se les deben brindar el tiempo, guía y herramientas para la consecución de sus objetivos.
  5. Aportar críticas constructivas: sobre la misma línea de asistir a los colaboradores se encuentra el aportar críticas constructivas acerca de sus planes o acciones. La crítica debe ser clara para que el colaborador comprenda cuales son las áreas de oportunidad que posee y debe también resaltar los aspectos positivos de las acciones tomadas hasta el momento.
  6. Comprender y motivar a cada colaborador: parte del empoderamiento se basa en comprender cuales son las motivaciones que llevan a que cada colaborador quiera ir un paso más allá de sus funciones normales y tomar el riesgo de incursionar en nuevas tareas y oportunidades. Parte de este paso es el señalar al colaborador las oportunidades de crecimiento tanto personal como dentro de la organización.

El empoderamiento no sólo significa una ganancia en términos de productividad e innovación tanto para la organización como para los colaboradores, también contribuye a elevar los niveles de satisfacción laboral, lealtad e identificación con el puesto y la organización.