4 fases para la gestión del riesgo en el ámbito laboral

gestion-del-riego900x394-01

Día a día en las organizaciones entran en juego una gran variedad de variables de distinta índole, las cuales afectan sistémicamente la experiencia y el resultado de las actividades de la institución.

Un aspecto de suma relevancia a considerar en la actividad cotidiana de la organización, es la gestión del riesgo.

El riesgo se entiende como magnitud probable de daño a personas o bienes en un entorno específico, en un periodo de tiempo determinado y relacionado con la presencia de una o más amenazas potenciales.  Este puede ser de dos índoles, el natural, que tal y como lo indica su nombre, se desprende de los fenómenos naturales, como terremotos, huracanes, variabilidad climática, deslizamientos, etc.  Y el antrópico, el que hace referencia a todo riesgo que se desprenda de la actividad humana.

La segunda clase es la más común en el entorno de la organización y debe ser monitoreada con sumo cuidado. Algunos tipos de riesgo antrópico son la amenaza social, es decir conflictos que surgen dentro de organización, como lucha de poderes y oposición a las reglas, lo que puede afectar la cultura organizacional de la compañía y sus bienes.

También se contemplan las amenazas tecnológicas, aquellas que se originan de fallos tecnológicos, industriales o en la infraestructura organizacional; y las amenazas biológicas, las cuales incluyen la exposición incorrecta a químicos. Por su parte las amenazas sónicas existen cuando hay altos niveles de contaminación sónica en el entorno laboral, lo cual afecta de manera directa la salud física y psicológica de los colaboradores.

Ahora bien, el riesgo se encuentra presente en cualquier actividad humana, sin embargo, hay factores que favorecen o disminuyen su probabilidad de ocurrencia. A estos factores multidimensionales (físicos, culturales, psicológicas, económicos, etc.)  se les conoce como vulnerabilidad.

Es partiendo de la necesidad de contemplar y regular, en la mediad de lo posible estos aspectos, que surge el campo de la gestión del riesgo en el ámbito laboral.

El documento OHSASS 18001 (Occupational Health and Safety Assessment Series) una especificación internacionalmente aceptada para la definición e implantación de sistemas de seguridad y salud ocupacional, define gestión de riesgo laboral (GRL) como la aplicación sistemática de políticas, prácticas y procedimientos para la gestión, análisis y evaluación de riesgos.

La GRL utiliza una gran variedad de técnicas, tanto cualitativas como cuantitativas para el abordaje del riesgo, estas se utilizan en distintos momentos, tanto antes, como durante y después de cualquier fenómeno o evento. A continuación, se expondrán cuatro fases propuestas por el OHSASS 18001 para la gestión del riesgo:

  • Identificación de peligros y riesgos: es la actividad realizada para reconocer los peligros y riesgos existentes y poder determinar posteriormente la magnitud de afectación que estos puedan presentar. La identificación anticipada de los riesgos ayuda a disminuir la probabilidad de ocurrencias de accidentes e incidentes de trabajo, así como la aparición de enfermedades
  • Evaluación del riesgo: una vez identificados los peligros presentes en el área, se procede a su evaluación. La identificación de peligros y riesgos es la actividad más importante dentro de las organizaciones en materia de seguridad y salud  Durante esta etapa también se da la estimación del riesgo, que comprende un proceso mediante el cual se determinan la frecuencia o probabilidad y las consecuencias que puedan derivarse de la materialización de un peligro.
  • Valoración del riesgo: es el proceso de análisis del riesgo que determina si este se encuentra en un nivel de moderado, tolerable o importante, y con base al cual se plantean las acciones correctivas y las estrategias de seguimiento.
  • Control y seguimiento de riesgos laborales: es el proceso de toma de decisión para el tratamiento y reducción de los riesgos, a partir de la información obtenida en los pasos anteriores. En este se implantan las acciones correctivas, se exige su cumplimiento y la evaluación periódica de su eficacia.

Para ahondar más en la temática de gestión de riesgo laboral y en la técnica de creación de una matriz para codificación del riesgo, puede visitar la siguiente página.